lunes, 13 de julio de 2009

Dios y Patria.

Quiero analizar la tradicional mezcolanza que se ha producido entre los términos Dios y Patria. La recurrente asociación de éstos dos conceptos ha sido muy provechosa para las diferentes religiones a lo largo de la historia. Tan extravagante binomio se compone de:
- Dios. Término que define a la causa primera del Universo, en cuanto que ser de existencia infinita creador de sus leyes y de todo lo existente. Se trata, en teoría, de un concepto claramente universal.
- Patria. Se refiere a una porción determinada de territorio del Planeta Tierra, de extensión insignificante comparada con la inmensidad del Universo, definida en base a estar habitada por un grupo étnico o cultural determinado de entre los muchísimos que hay dentro de la especie homo sapiens, que supone solamente una de las millones de especies vivas existentes. Se trata, por lo tanto, de un concepto indudablemente localista de magnitud completamente despreciable frente a lo universal.
La fuerte asociación de éstos dos términos puede resultar ridícula y completamente inexplicable si se analizan las abismales diferencias de escala de aquello que engloban. El hecho de pretender que Yo, en Mi suprema grandeza, pueda mostrar un favoritismo especial por un determinado grupo humano que habita cierto ámbito geográfico denota una profunda cerrazón mental de aquel capaz de concebir tan pintoresca idea. El que siempre haya existido ésta concepción religiosa pueblerina puede ser fácilmente explicado si se considera a las deidades como simples criaturas mitológicas creadas en base a las necesidades tribales humanas de establecer el respeto por una autoridad superior que sea compartida por todos los miembros del grupo. También resulta fundamental la imperiosa necesidad humana de creerse el centro del Universo. Con el surgimiento de las modernas religiones monoteístas, cada pueblo pasa de crear a versionar la deidad en cuestión, de tal forma que pueda seguir considerándose bien como elegido por ella o bien que, al menos, siga desempeñando su ancestral labor de autoridad tribal. Parece que es tan sólo un profundo y visceral irracionalismo lo que subyace y cimenta la combinación de Dios y Patria. A lo largo de la historia son muchos los que han muerto o han matado defendiendo ésta extraña y recurrente amalgama.


Es así como tan virtuoso binomio, pese a su marcada incoherencia conceptual, resiste estoicamente el paso de los tiempos, sirviendo de acicate para la fe. La verdadera suerte es que la corrosiva razón nunca se haya llegado a mezclar en éstos asuntos, dominados únicamente por el primitivismo costumbrista de las más rancias tradiciones. Ni que decir tiene que Me estoy refiriendo solamente a aquellos países de tradición católica como España, donde tanto bien ha hecho ésta casposa asociación de Dios y Patria. De no ser por la constante intervención de Mi implacable Iglesia en connivencia con la más reaccionaria extrema derecha, éste piadoso país habría seguramente sucumbido mucho antes al libertinaje de la cultura y la razón. Es la tutela de esa sacrosanta Iglesia, que tanto necesita el dinero de los contribuyentes, la que ha logrado mantener durante muchos años al país en los niveles de subdesarrollo e ignorancia que tan provechosos resultan para la fe. Por desgracia, con la llegada de la democracia y de las libertades, se corre el riesgo cierto de que la sociedad se olvide de Mí, y de la grandeza de una Patria siempre al servicio de Dios.


¡Alabados sean aquellos cuya profunda cerrazón y limitación mental les sigue avocando a la idea de una Patria grandiosa y temerosa de Dios!. ¡Bienaventurados aquellos individuos unineuronales que violenta e irracionalmente defienden tan noble causa!. Su manifiesta inferioridad mental debe ser siempre ensalzada y tomada como ejemplo de borreguismo por el resto de Mi rebaño. Porque aunque en su proverbial ignorancia se crean lobos, Yo se que son únicamente los más estúpidos de entre todos Mis borregos, y como tal, compasivamente, serán pastoreados hacia la luz de Mi infinito amor, cuyo máximo exponente es éste blog. Sólo con tan "valerosa" incapacidad cerebral resulta posible el retorno de la grandeza y la gloria, que en justicia siempre nos ha correspondido, y que debe ser el merecido homenaje a los que, despreciando sabiamente el valor de sus propias vidas, resultaron caídos por Mí y por España.


16 comentarios:

Marat dijo...

El Todopoderoso es el consuelo de los ignorantes, y sirve para justificar lo científicamente injustificable como el obsoleto concepto de patria: así son los elegidos y protegidos por la gracia divina Israel, España, Estados Unidos...

Blog de Paco Piniella dijo...

Luego quieres, Querido Dios, que te toquen las palmas, así no me extraña que la gente se cabree cuando recomiendo Tu Blog. Es que te metes con los caídos por Tí y por Expaña.
Alabado sea el Altísimo.
Amén

Fernando dijo...

Alabado seas, Señor, Rey del Universo. Sólo una pregunta: ¿Cómo se puede conciliar tu sed de sangre y la justificación de las guerras para defender tu causa con el mensaje pacifista de Jesucristo y la ya consabida aseveración de que "Dios es amor"? No sé, quizás tu Hijo no captó bien el Mensaje que le diste para nosotros, o a lo mejor te gastó una bromilla, que ya sabes lo cachondos que son a veces los niños. Espero que Tú, en tu infinita Sabiduría, puedas aclararme esta contradicción sin duda originada por mi limitado e imperfecto entendimiento.

Mar-o dijo...

Aqui en donde nací, le agregamos libertad, "DIOS, PATRIA Y LIBERTAD", en el lema que se muestra en el escudo nacional.

Gracias Creador, sin tu ayuda, los intrepidos trinitarios con Juan Pablo Duarte a la cabeza, nunca hubieramos liberado del yugo español y luego el haitiano, y luego el americano.

No es demas que esta tus santas escrituras y la cruz en medio de nuestra bandera nacional.

Minerva dijo...

¡Oh, Soberano Dios ! Dueño de la verdad y de los pensamientos de los simples humanos.
A sabiendas de que no tienes un pueblo elegido y que todas esas patrañas del pueblo de Israel son mentiritas, disfrutas del juego de las guerritas entre judíos vs palestinos que se matan entre sí. Pero ya te imagino ahi disfrutando del espectáculo tridimensional.
¿ Hasta cuando, Altísimo les dirás que todos son parte de tu rebaño ?
¿No te parece demasiado sadismo?
Tal vez no alcanzo a comprender tu infinito amor sádico.

El Creador dijo...

Gracias por tu virtuoso comentario Marat.
Amigo Paco, los mártires de Mi causa se merecen el homenaje de su Dios.
Devoto Fernando, todo está justificado para imponer la paz en el nombre de Dios.
Mar-o, una nación en toda regla debe considerarse fiel vasalla Mía.
Minerva, en Mi proverbial y sabia indolencia, debo fomentar el hecho de que los pueblos se crean elegidos por Mí. Puede que tenga ciertas consecuencias desagradables, pero es muy bueno para la fe que es lo que importa. El conflicto judeo-palestino refuerza la fe y eso siempre está bien. Porque aunque pueda parecer hipócrita, la fe llena al ser humano de amor y esperanza.

Jose dijo...

Oh Dios Mio!!! Debo entender entonces que el Sr. Aznar, al estar pensando en presentarse de nuevo a las elecciones para salvar la patria, es persona de tu agrado?

¿Debemos valorarlo más, por el hecho de querer conservar las raides cristianas de Europa, o por el hecho de que muchos lo consideren como el mejor presidente que ha tenido nuestra patria, desde que esa cosa funesta llamada democracia se instauró, tras la muerta del borrego mayor Francisco Franco, que en gloria esté?

Señor mandamos señales para saber que borrego debe guiarnos en el camino del cristianismo y las buenas costumbres, para servirte como tu te mereces.

Aznar? Doña Esperanza? Camps? Tal vez alguien de la extinta Fuerza Nueva? Necesitamos un lider para la patria señor, iluminanos.

Sr Cincuentón dijo...

¡Bendito seas tu que en tu inmensa sabiduría que has dado a los hombres un pretexto más para guerrear y morir!

Cualquiera puede odiar al diferente, pero para matar a alguien porque no comparte una abstracción de reciente data como "la patria" requiere de tu divina intervención.

Ana Isabel dijo...

Señor:

Me has recordado el Himno Nacional Mexicano! Te comparto las primeras dos estrofas, ejemplo de tu presencia en nuestra Patria Mexicana.

Ciña ¡oh patria!, tus sienes de oliva /
de la paz el Arcángel Divino /
que en el Cielo tu eterno destino /
por el dedo de Dios se escribió.

Mas si osare un extraño enemigo /
profanar con su planta tu suelo /
piensa ¡oh patria querida! que el Cielo /
un soldado en cada hijo te dio.

Que lindo!

El Creador dijo...

Amigo Jose, se necesita alguien de la calaña de los mencionados o, si cabe, alguien aún más imbuido del espíritu católico nacional. Gente patriota, devota y decente. ¡Qué pena que cada vez haya menos de ley y de orden!.
Sr Cincuentón Yo soy así de salado y de majo, ya lo ves.
Ana Isabel, ¿qué sería del patriotismo sin Mí?. Realmente ejemplar el himno del muy devoto Mexico.

Telecansino dijo...

Tonterias... todo el mundo sabe que El Creador es Español y del PP. ¿No habeis visto Su foto? Un enano encabronado... ¿acaso podría ser mas característico de nuestra nunca suficientemente querida y cristiana opusdeista derecha?

leonardomurguia dijo...

Y yo me he preguntado desde que comprendí lo infinitamente pequeño que era el pueblo israelí comparado con lo infinitamente grande que es el universo: ¿Acaso la humanidad es tan enormemente arrogante, vanidosa o estúpida como para seguir creyendo que "nosotros" somos especiales, los "elegidos" por un Dios que ha creado a todo el universo?

¿Acaso cada planeta habitado tiene a "su" Salvador?

Saludos.

leonardomurguia dijo...

Y que viva Mexico...

irichc dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jose dijo...

Sr. Irichc :

Defienda usted sus opiniones, pero sin insultar ni ofender a los demás.

A mi este discursio no me parece ni mesíanico ni de izquierdas fracaso, sino más bien un discurso de la razón, en absoluto generado por el resentimiento.

Poco cerebro tiene quien cree, a estas alturas del progreso cientifico, en virgenes embarzadas por sombras de espiritus, palomas bochuas, muertos que resucitan, conflictos que se resuleven a pedradas a las afueras del pueblo, etc... etc...

Si de algo pueden presumir las religiones, todas, es de lastrar al progreso humano y de ser las creadoras de sufrimiento e infelicidad más grandes que ha dado la humanidad.

Argumente y no insulte, para otra vez.

A. Ullúa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Difunde Mi Palabra

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...