martes, 27 de enero de 2009

La tutela de las libertades.

Es sabido que Yo, de forma completamente arbitraria, he dotado al ser humano de libre albedrío. Por lo tanto éste dispone de la completa libertad para obrar según lo que Yo he decidido que es bueno o malo y gracias a ésta libertad doy la opción a la gente de condenarse eternamente. A su vez es evidente que Mi Santa Iglesia es, como todo lo demás, una creación Mía y es la institución debe velar por la salvación del hombre.
La libertad de la persona puede limitarse mediante leyes humanas o mediante leyes divinas. Las primeras siempre deben estar sometidas y subyugadas a las segundas, porque el bien es un valor absoluto justificado, ni más ni menos, que por la verdad revelada por el mismo Dios. El hecho de que, democráticamente, se legisle en contra de la ley divina resulta algo pernicioso para el individuo, en tanto y cuanto, la voluntad popular es irrelevante frente a Mi verdad. Aunque actualmente conviene a Mi Iglesia mostrarse hipócritamente respetuosa con tan peligrosa forma de gobierno, su papel debe seguir siendo el de la tutela de las libertades, ejerciendo una enorme presión sobre la sociedad para que sus dictados acaben imponiéndose. Es muy conveniente hacer hincapié en que toda expresión libre de opiniones contrarias a los preceptos de Mi Iglesia no es sino un abuso de la libertad de opinión y una blasfemia, por resultar ofensivo para mis aborregados creyentes. En ningún caso debe caerse en la trampa laicista de que todas las opiniones son igualmente respetables porque sólo hay una verdad válida, la de Dios, que soy Yo.
La piadosa Iglesia Católica siempre estará vigilante para que las libertades humanas estén constreñidas por los dictados de su credo irracional y opresor y deberá mostrarse implacable con todo lo que pueda amenazar su tradicional posición de privilegio, así como sus importantísimos intereses económicos. La lástima es que ya no existan instituciones como la Santa Inquisición que tanto bien han hecho en la tutela de la libertad humana.

7 comentarios:

Valdomicer dijo...

Tenga su altísima dignidad a bien escribir un millón de veces "hincapié se escribe con hache."

leonardomurguia dijo...

Y tenga Valdomicer a bien escribir "si DIOS escribe incapié sin H, asi es como se escribe"

Yo creo (ademas de en tí, o fabuloso creador increado) que este valdomicer y "El johnes" son el mismo pederasta bajo diferente sotana, es decir, en diferente parroquia, es decir, que son la misma y atea persona(si es que se le puede llamar persona a un ateo).

Mira que tener la osadia y el descaro de corregir al señor en cuestiones elementales de ortografia... eso es no tener temor de DIOS.

Ya quiero que se acabe el mundo, para gozar al verlos (desde el cielo) entrar en el infierno.

El Creador dijo...

Si es que no se si me va a acabar entrando. Voy a tener que mandar tutelar la ortografía para que se adapte a Mí.
De todas formas, tiene razón Leonardo en el problema que supone la proliferación de ateos.

fminter dijo...

Gracias a Dios por el Observatorio Antidifamación Religiosa, que trata de impíos y blasfemos a todos aquellos que piensan distinto, porque, claro esta, ellos tienen la unica y gran verdad.

Sobre la campaña de los colectivos ateos, dicen recurrir a medios legales. Es curioso como las leyes de los hombres cobran nueva importancia cuando se trata de defender sus intereses (y por lo tanto, los unicos justos) pero la democracia es menospreciada cuando se trata, por ejemplo, del proyecto de aborto legal (creo que en Brasil) que el Papa vetó en su momento.

Por suerte las herramientas de la iglesia para combatir a estos sucios ateos son muchas, y siempre flexibles.

Prigkinissa dijo...

Ja,ja,ja. Qué original el blog. .Esto sólo podría ser fruto de ti, Dios Todopoderoso.Poco a poco iré leyéndolo. Alabado seas.

Daywalker dijo...

Yo siempre estuve convencido que eres la proyección de las personalidades totalitarias. Aunque los dictadores se se sientan proyección tuya, caudillos y adalides tuyos.

Eh.. en mi tierra, Perú ( conoces?.. la que no figura en la Biblia que mandaste escribir..) te llaman "Papalindo", y ya que tenemos confianza, te puedo llamar así, como mis paisanos lo hacen?.

El Creador dijo...

Tienes razón, Yo soy el máximo paradigma de autoridad y por eso se recurre a Mí en busca de justificación para el totalitarismo.
Conozco tu tierra pero no conocía el nombre, me parece original y Me puedes llamar así.

Difunde Mi Palabra

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...