lunes, 31 de marzo de 2008

La vital importancia del adoctrinamiento temprano.

Quiero hablar un aspecto de la religión tan importante como es el adoctrinamiento desde la más tierna infancia. Es vital el comenzar dicho adoctrinamiento cuando la mente del sujeto carece de capacidad de crítica, produciéndose un efecto inmunizador que mantendrá a salvo la fe ante el posterior desarrollo de ésta. Es la mejor forma de evitar el habitual efecto perturbador que ejerce la razón sobre la fe. Usando el admirable símil pastoril, podríamos comparar a aquellos que maduran intelectualmente sin recibir adoctrinamiento alguno con los animales salvajes que nunca conocieron pastor ni dueño y resultan sumamente difíciles de domesticar. En etología esto se llama "impronta" y no se me ocurre mejor forma de definirlo.

Los efectos así obtenidos, acostumbran a marcar de forma indeleble el cerebro convenientemente adoctrinado de manera que en la inmensa mayoría de los casos el sujeto sucumbirá su efecto aborregante, formando parte del rebaño hasta el final de sus días sin que ni siquiera llegue a plantearse la causa de su militancia. Es gente que me siente al margen de todo razocinio, porque así fueron enseñados desde que nacieron.
Pese a que ser cierto que hoy en día se está incrementando la cantidad de gente que incurre de forma viciosa en la reflexión y el cuestionamiento de su fe, no es menos cierto que si esa gente no hubiese sido adoctrinada sus razonamientos carecerían de la conveniente subjetividad para tratar el tema. Es por eso que aunque muchas personas critiquen las evidentes contradicciones entre el mensaje y los actos de mi Iglesia, aunque reconozcan infinidad de hechos inmundos y miserables cometidos a lo largo de toda su historia y en la actualidad, nunca llegaran a enjuiciar esos actos con completa objetividad y seguirán mostrándose comprensivos y respetuosos con aquella. Siempre verán a mi institución como algo bueno y respetable, sin plantearse nunca que todo pueda ser una gran farsa, por muchas evidencias con las que se cuente. A lo más que se llega es a cuestionar a aquellos miembros del clero directamente implicados o la línea seguida por su jerarquía. Incluso los más críticos reverencian la autoridad moral de mi institución y la consideran intrínsecamente buena. Es el miedo visceral del cordero criado en cautividad a la verdadera libertad.
De esta forma la iglesia siempre será considerada como buena por mucho mal que haga, el ser creyente será muy respetable, y el término ateo siempre sonará despectivo.
Incluso estos, los minoritarios ateos, conservan muchas veces más restos de impronta de lo que se imaginan.
En tiempos tan difíciles como los actuales, el adoctrinamiento hace que el enjuiciamiento a mi fe nunca llegue a caer en los derroteros de la objetividad que podrían conducir al despreciable laicismo.
Después de todo lo expuesto es lógico que el sacramento del bautismo deba aplicarse con la máxima presteza, para evitar que el sujeto se asilvestre pensando por sí mismo. También resulta completamente comprensible la oposición frontal y furibunda que ejerce mi Iglesia y nuestro séquito de fieles contra amenazas de tal envergadura como la asignatura "educación para la ciudadanía", que pretende privarnos del privilegio del adoctrinamiento en España. ¡Que viene el Estado laico!.

8 comentarios:

Aryekaix dijo...

Hola, Dios, me encanta tu blog, me harto de reír. Te agrego a favoritos.

antonio dijo...

¡ Me encantas, puto Dios ! y, aunque te tengo en mis favoritos, confieso que peco cada día que se me olvida repasar tus nuevas revelaciones. Por cierto: ¡ ME CAGO EN TÍ !

Anónimo dijo...

Me da flogera pensar como ti dios, como si uno a esta edad de andar navegando en la red no tubiera el suficiente criterio como para decidir por si mismo, es como el arquetipo del mocoso malcriado que le hecha la culpa a sus papàs de todo lo que le sale mal... cuando es un niño pasa, se esta formando.. pero a esta edad que ya supera los 18 años no me la chupes dios, estas muy verde.

ya me voy a mi cueva papá dios,
Ta chido tu blog.
att. luz bell

Anónimo dijo...

Vamos chaval, me gusta lo que escribís. Desde pequeño siempre me hacía preguntas acerca del dios bíblico. Cada vez que usaba la razón para refutar cosas que me decía la abuelita y mi mamá ya suponés lo que ocurría, reprimendas para mí. Soy un enemigo ideológico del libro de la Torah y de su dios Yahvé. Y estoy convencido que en caso de que Jesús haya existido éste pudo estar errado en pocas o muchas de sus ideas o planteamientos. Hoy en día me sigo haciendo preguntas tales como: ¿vine al mundo a ser asustado? ¿a recibir miedo religioso? ¿a creer porque si? ¿a estar de acuerdo con los conservadores recalcitrantes? ¿a aguantarles mierdas a los evangélicos que quieren decirme lo que tengo que hacer? ¿a qué me quieran prohibir comer carne en una fecha la cual denominan semana santa? Voy a ser honesto...si seré honesto: Me cago encima de todos ellos.

Saludos desde la República Dominicana, una base del vaticano.


Antirreligioso

Escribidor dijo...

Querido Dios:
Lamento no creer en vos, pero como tenés un blog, igual puedo escribirte.
Debo decirte que, renegando de mi adoctrinamiento inicial (bautismo, confirmación y comunión)no me casé por iglesia y hoy he logrado convertirme en un acomplejado y miserable ateo. No les di a mis hijas el mismo adoctrinamiento que recibí yo en mi tierna infancia, y con verdadero y espantado asombro he descubierto que ellas JAMAS DE LOS JAMASES me han hecho preguntas sobre cosas tan importantes como tu existencia, los grandes misterios de la resurrección y la trinidad, la virginidad de una madre, etc. Ésto me sorprende, porque daba por sentado que tu existencia y la creencia en tu normativa moral es una condición necesaria y fundamental para el desarrollo de una persona.
Pues bien, te prometo que a partir de ahora trataré de compensar mi falta: dedicaré el resto d mis días a la predicación de tu Futura Venida Intergaláctica, ya que tu Delegado Ratzinger ha confirmado la buena nueva de que debe haber vida extraterrestre, y yo, humildemente, colijo que deberá haber por lo tanto nuevas virgenes madres, Trinidades de cuatro, o vaya a saber uno que otras lindezas.
Con humildad, tu siervo
Escribidor (http://escribidor-diligente.blogspot.com).

El Creador dijo...

Estimado no creyente, lo que me cuentas de tus hijas no hace sino ratificar mi opinión de que el adoctrinamiento debe llevarse a cabo en ausencia de capacidad crítica para que resulte realmente efectivo.
Acerca del tema de los extraterrestres voy a escribir muy pronto y te adelanto que he logrado una impactante imagen sobre la devoción mariana intergaláctica.
Un afectuoso saludo.

C Tabuenca dijo...

Increíble dios:
Sabiendo que ya tengo línea directa contigo a través de tu blog, me deja mas tranquilo y me he permitido el atrevimiento de hacer un link de alguna de tus divinas palabras, tambien, he agregado un enlace fijo de tu pagina en el blog que alimento, para mayor difusión y gloria de tus increíbles enseñanzas.

Carlos el incrédulo.

El Creador dijo...

Muchas gracias, querido feligrés, por colaborar con tan noble causa.

Difunde Mi Palabra

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...