jueves, 15 de mayo de 2008

El horror laicista.

El laicismo puede definirse como la doctrina que defiende la existencia de una sociedad organizada aconfesionalmente, cuyo ejemplo más representativo es el "Estado laico" o "no confesional". El hecho de que los derechos civiles se libere de influencias religiosas es lo que garantiza la igualdad entre credos y permite que todos los ciudadanos puedan profesar la religión que libremente han elegido, de igual forma que se respetan los derechos de quienes no practican ningún tipo de creencia religiosa. En un Estado laico resulta imprescindible la separación entre Iglesia y estado.
Esta puede ser la interpretación más objetiva y resultar sumamente convincente para cualquiera cuyo razonamiento carezca de la necesaria orientación de la fe. Para aquellos que deseen vivir en la plenitud de mi mensaje de amor, el demonio del laicismo debe verse de la siguiente manera:
- La separación entre Iglesia y Estado priva a la primera de la necesaria influencia sobre las decisiones políticas. Todas las religiones son fraudulentas y solamente sirven para saciar la visceral necesidad de mi existencia y cuando digo todas me refiero a absolutamente todas, menos la Mía claro. Para que los ciudadanos puedan vivir iluminados por Mi verdad, debemos controlar los entresijos del poder tanto como nos sea posible. Un modelo ideal sería el de la Edad Medía y el de la Inquisición, aunque esta ya no resulte comercial. Para que mi eterna misericordia se extienda es absolutamente imprescindible, hoy en día, que nuestras intenciones no resulten evidentes. Desde esta postura de ocultación de nuestros objetivos debemos en primer lugar interpretar el laicismo de una forma mucho más conveniente para nosotros que la anteriormente expuesta. Es así que debemos difundir la interpretación de que el laicismo es bueno en la medida en que el estado no se inmiscuye en la doctrina religiosa. Queda muy bonito y no deja de ser verdad, queremos ser nosotros los que nos inmiscuyamos en el Estado porque al fin a al cabo llevamos razón. A mi Iglesia le asiste la verdad por Mí revelada. Este laicismo unidireccional nos beneficia y le damos el nombre de sano laicismo.
- El laicismo bidireccional lo denominamos laicismo negativo y es al que realmente debemos temer. La postura a mostrar es decir que sería discriminatorio el que el Estado ignorara el hecho religioso. Queda claro que estoy hablando de mi religión, ya que al privilegiar a esta es inevitable discriminar a las demás. En cualquier caso no pasa nada porque todas las demás religiones son fraudulentas y eso lo digo yo, el mismísimo Dios.
- La pérdida de poder de mi Iglesia en un estado aconfesional tiene consecuencias devastadoras. Como ejemplos más evidentes están la pérdida de financiación pública (aunque proclamemos la pobreza estamos aquí por dinero) y lo que quizá sea más importante, la desaparición del monopolio del adoctrinamiento temprano en la educación pública. Es dicho adoctrinamiento el que amansa a los jóvenes borregos, de forma que siempre contemplarán mi rebaño de una forma que no lo haría un ejemplar silvestre. Esta cura de subjetividad ha sido hasta ahora el mejor antídoto contra el laicismo.
- Debemos esforzarnos en intentar mostrar al laicismo en posición de igualdad con respecto a las religiones, en lugar de la interpretación correcta que es la expuesta al principio de esta entrada. Puede parecer un razonamiento absurdo pero no hay nada que la fe no consiga.
-Todo lo anteriormente expuesto es válido para países como España, Méjico y resto de Latinoamérica, en los que la religión dominante es la católica. Un argumento a usar en dichos países sería el alto porcentaje de población bautizada.
- En el caso de países no aconfesionales en los que Mi religión no sea la mayoritaria el laicismo deberá considerarse de otra forma porque nos sirve para superar la discriminación sufrida con respecto a la religión dominante.
Con lo anteriormente expuesto quedan meridianamente claros los motivos para la condenación a la que se ve avocado un pueblo que cae en la degradación laicista.

11 comentarios:

Os Bobolongos dijo...

Señor, yo no soy digno de que entres en mi blog, pero una palabra tuya bastará para sanarme... ¡¡Joder qué bueno es tu blog!! Un descubrimiento celestial, seguiré tu dogma puntualmente.

Claudia Hernández dijo...

Señor creador, pienso que tu blog me ilumina. Tus razonamientos son enjundiosos y tus vídeos verderas joyas recogidas del pasado. Desde hoy me acojo a tu reino.

El Creador dijo...

Muchas gracias, queridos feligreses.

TORK dijo...

Oye dios:

¿Por qué, si a lo largo de la historia te han hecho un chingo de retratos, pinturas y representaciones, elegiste precísamente la más pinche fea como avatar en tu perfil?

(muy buen blog)

Christian dijo...

Esta verdad es la pura verdad (¡verdad de dios!). Como proclaman muchos católicos en México: "libertad de creencia [para nosotros, las otras religiones ¡que se frieguen!]".

Como que estás medio barrigoncito ¿no? ¿No has pensado en hacer un poquito de ejercicio?

Buena bitácora, me gusta.

El Creador dijo...

Tengo que aclarar que esta representación es la que más justicia me hace y que es una blasfemia no halagar mi belleza en estado puro.

Christian dijo...

Bueno, bueno, que viva la belleza natural.

TheJab dijo...

No he leído mas que

"Hóla, soy Dios y seguramente hayas oido hablar de mí"

... con tales errores de ortografía en tan pocas palabras, deduzco que Dios no es perfecto.

Seguiré... mañana.

El Creador dijo...

Tienes razón, es lo que tiene el estar en todas partes...
Además es que soy más de ciencias.

leonardomurguia dijo...

Diosito, ¿Esta es tu primer entrada? ¿Este es algo asi como el capitulo 1?

"21 de mayo de 2008 12:15" De verdad, como pasa el tiempo. Aunque claro, para ti estos dos años sin duda que han durado menos que un pedo de mosca.

Bueno. A leer, que estoy muy atrasado...

El Creador dijo...

Siento corregirte, hijo Mío Leonardo, Mi primera entrada es esta:

http://soydiosytengounblog.blogspot.com/2008/02/cuestin-de-f.html

Es del mes de Febrero. Recién creado el blog uno de Mis primeros lectores, un blogero llamado Hades Me propuso que colaborase en el suyo, aunque la cosa duró poco. Tener un blog da mucho trabajo. Eran otros tiempos y Mi humildad Me impedía utilizar mayúsculas al referirme a Mí mismo.

Difunde Mi Palabra

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...