lunes, 15 de septiembre de 2008

El único Dios verdadero. La distribución geográfica de la fe.

Pese el incontable número de dioses a los que se les adora ó se les adoró en el pasado, sólo uno puede ser el verdadero. Cada creyente sabe elegir sabiamente de entre todos aquel que le resulta más creíble. Es vital el que, en una elección tan fundamental en su vida como es la de atinar con el único verdadero para que toda su dedicación no sólo no caiga en saco roto sino que no le avoque a una condenación aterradora, dicho creyente disponga de la suficiente información y decida con pleno conocimiento de causa.
Al contrario que el abominable ateo, el creyente es una persona que decide de forma totalmente consciente y madura su anexión a la fe que marcará su vida. Cualquier injerencia externa que perturbe su juicio, menoscabando la necesaria objetividad debe por tanto considerarse negativa.
El hecho de que la inmensa mayoría de creyentes se limite a profesar la fe dominante en su entorno geográfico y/o familiar podría interpretarse como el producto de una elección religiosa basada en el adoctrinamiento y en la necesidad de creer a cualquier precio, de forma que toda actividad racional estaría completamente limitada y al servicio de la fe preinstalada. También sería indicativo de que se adolece completamente de cualquier comparación objetiva y documentada de la fe propia con respecto al resto de las existentes o extintas.
Si analizamos el siguiente mapa se puede apreciar claramente la gran parte del mundo ocupada por gente que milita en una religión de forma irracional y desinformada, por simple borreguismo.


Resulta totalmente patente el hecho de que sólo las zonas de color amarillo han realizado su elección de manera juiciosa. Es curioso, además, el hecho de que, siendo así, la fe verdadera se halle concentrada en determinadas áreas geográficas igual que el resto, pero eso no debe llevar en ningún caso a engaño y la prueba es que han acertado en su sesuda elección.
Es curioso además como el creyente acostumbra a ver a las religiones diferentes de la suya como simples ritos al servicio de una mitología heredada de sus ancestros, mientras que la suya es la única verdadera.
Qué duda cabe que la falta de información es un grave peligro que acecha a mis pobres corderitos y que puede terminar apartándolos del rebaño. Pero aún más perniciosa si cabe es el que dicha información sea fraudulenta y engañosa porque podría tener como consecuencia el hecho de creer por creer. Aunque después de lo expuesto pueda parecer una postura hipócrita, es muy importante mantener a salvo al individuo de toda la influencia maligna de las religiones desde la más tierna infancia a excepción de una, la mía, porque sólo hay un Dios verdadero y qué duda cabe de que ese soy Yo.

11 comentarios:

Gracchus Babeuf dijo...

Viendo el mapa, es curiosa la relativa relación entre religión e idioma. Si el idioma se "hereda", puesto que nos lo enseña nuestra madre, ¿Se heredará también la religión de la misma manera?

¿Por qué tu, oh dios todopoderoso, no exterminas a los que hablan lenguas que no transmiten la fe verdadera?

El Creador dijo...

Tienes toda la razón pero quizá fuese demasiado fácil y a Mí me gusta retorcer las cosas.

Äriastóteles Lumínico dijo...

Creador: Me parece que es falsa esta proposición: "Pese el incontable número de dioses a los que se les adora ó se les adoró en el pasado, sólo uno puede ser el verdadero" pues hay religiones y religiosos que han decido adorar a todos los dioses.
Saludos cordiales

Äriastóteles Lumínico dijo...

...¡y yo soy uno de aquellos que adoran a todos los dioses!

Gracchus Babeuf dijo...

Conocí a una moza en la Casa de Campo de Madrid, que le ocurría lo mismo con los nabos, pero no me pareció intelectualmente estimulante. En otros aspectos, sí que era estimulante.

El Creador dijo...

Pues que sepas Äriastóteles que ya sólo existo yo.

Jonhnny Eduardo Rojas dijo...

No me Párese. Ok por lo menos se que yo soy un ser humano frágil y algún día moriré, y ni yo ni nadie es un dios. Ante todo respeto su forma de pensar, eres una oveja fuera del rebaño, al final de tu vida te darás cuenta que todo lo que hablas es falso. Dios te Bendiga.

Jonhnny Eduardo Rojas dijo...

No me Párese. Ok por lo menos se que yo soy un ser humano frágil y algún día moriré, y ni yo ni nadie es un dios. Ante todo respeto su forma de pensar, eres una oveja fuera del rebaño, al final de tu vida te darás cuenta que todo lo que hablas es falso. Dios te Bendiga.

Jonhnny Eduardo Rojas dijo...

No me Párese. Ok por lo menos se que yo soy un ser humano frágil y algún día moriré, y ni yo ni nadie es un dios. Ante todo respeto su forma de pensar, eres una oveja fuera del rebaño, al final de tu vida te darás cuenta que todo lo que hablas es falso. Dios te Bendiga.

Jonhnny Eduardo Rojas dijo...

No me Párese. Ok por lo menos se que yo soy un ser humano frágil y algún día moriré, y ni yo ni nadie es un dios. Ante todo respeto su forma de pensar, eres una oveja fuera del rebaño, al final de tu vida te darás cuenta que todo lo que hablas es falso. Dios te Bendiga.

Jonhnny Eduardo Rojas dijo...

No me Párese. Ok por lo menos se que yo soy un ser humano frágil y algún día moriré, y ni yo ni nadie es un dios. Ante todo respeto su forma de pensar, eres una oveja fuera del rebaño, al final de tu vida te darás cuenta que todo lo que hablas es falso. Dios te Bendiga.

Difunde Mi Palabra

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...