domingo, 13 de abril de 2008

El miedo a la condenación como inestimable recurso.

En este vídeo Richard Dawkins, ese gran defensor del detestable ateísmo, contesta a una pregunta que le plantean al final de su conferencia.



La chica que hace la pregunta tiene razón en decir que posiblemente sea la que más fácil de responder le resulte a Richard pero para ella, que ha recibido el necesario adoctrinamiento, probablemente sea una cuestión de primer orden. El miedo a la condenación por no creer en Mí es un argumento muy útil en el adoctrinamiento temprano, evitando junto con su ya miedo innato y visceral a mi no existencia, la inconveniente aparición de razonamientos críticos que la alejen de la fe. Es eso lo que la provee de la admirable falta de objetividad necesaria para tener el valor de hacer esa pregunta. Lástima que en su encomiable actitud, caiga en el error de pensar que algo que ha sido tan eficaz para formar su forma de ver el mundo, puede ser también efectivo en quien se ha librado de los efectos del adoctrinamiento y contempla a todas las religiones por igual, considerando al suyo como uno más de todos los dioses que han existido y existen. Por desgracia ese hombre, como despreciable ateo, tiene una visión más amplia que quienes en el debate sobre la existencia de Dios, dan por hecho que su dios es el único posible, aquel del que lleva la impronta.
La respuesta ha sido pues, un baño de irreverente objetividad, demostrando que su Dios también puede ser visto desde el punto de vista que ve ella a los demás, incluyendo algunos que seguro considera ridículos. Es la ventaja que tiene aquel cuyos razonamientos no están limitados por el miedo a la condenación o a mi no existencia.
El consejo a mis fieles es que, por mucho que su iluminadora fe nacida del adoctrinamiento temprano les impida considerar a su dios como uno más de la ingente cantidad que se veneran o se han venerado, hagan un esfuerzo para ponerse en el lugar de quienes no tienen su suerte y pueden ver también a su religión como ellos ven al resto.
No solo hay que demostrar la existencia de un dios, hay que conseguir acertar con el dios correcto de todos los modelos existentes en el mercado. Ni que decir tiene que el único modelo verdadero de dios soy Yo, que soy un dios tan moderno que tengo un blog.

3 comentarios:

jocavi dijo...

Hola amigo, no se si lo tuyo es ironia o pura vocacion, me da igual,la gente ya tiene su propio dios, el consumismo, y creo que te esta ganando la partida...

Gracchus Babeuf dijo...

Yo te adoro, por si acaso...

(Felicidades por tu blog)

KesheR dijo...

La contestación de un absoluto genio como es este señor.

Lo malo es que vi uno de sus documentales y no se había lavado los dientes y me daba asco mirarle la boca (esto es cierto).

Difunde Mi Palabra

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...