viernes, 13 de junio de 2008

Mi infinita bondad.

Hoy hablaré de un tema básico en mi fe como es mi bondad. Yo soy bueno, es más, soy el Bien mismo y mi palabra es un mensaje de amor para cuya difusión envié a mi chaval Jesucristo.
Acerca de este tema tengo que hacer dos observaciones:
1- Soy bueno y no puede ser de otra forma. El ser humano necesita de mi existencia y esta se fundamenta en la bondad del Creador. Las demostraciones "lógicas" sobre mi existencia no dicen nada acerca de mi bondad. Un ser todopoderoso podría crear el mundo igual siendo bueno que malo, pero la segunda opción nadie la contempla porque entonces la idea de Dios dejaría de cumplir su función básica. Una religión en la que se plantease el tema de la existencia humana como una broma pesada de su Creador, que le ha otorgado la consciencia como herramienta necesaria para poder experimentar el sufrimiento ante las injusticias de la vida y ante su propia muerte, no contaría seguro con ningún adepto.
Por lo tanto Yo soy bueno porque los queridos miembros de mi rebaño necesitan creer que lo soy para dar el sentido que esperan a sus vidas. Las otras opciones que les quedan son el ateísmo o, la más angustiosa idea, de ser el juguete de un Dios cruel y no tener garantizada una inmortalidad placentera.
2 - Mi bondad es dogma de fe por mucho mal que pueda existir. La eterna pregunta es ¿por qué si soy bueno permito la existencia del mal?. El hecho de que exista el Diablo, otro de los dioses de mi religión monoteísta, plantea la siguiente pregunta ¿como el Creador creó al Demonio?, ¿por qué existe el castigo divino?. De hecho la existencia del sufrimiento resulta sumamente difícil de entender para la mayoría de mis fieles. Los mejor dotados de fe no profundizan en cuestiones tan incómodas pero siempre los hay que quieren una explicación racional y no aceptan fácilmente mi divina providencia. Mi explicación es que el mal es una prueba de mi bondad y que si me suelo mostrar vengativo es porque la criatura racional, excelsa entre todas, pero siempre limitada e imperfecta, puede hacer mal uso de la libertad y la puede emplear contra Mi, su Creador. Aparte de esta explicación basada en el libre albedrío también se puede justificar el mal diciendo que en ocasiones un mal menor evita otro mayor. Claro que es fácil rebatir estos argumentos diciendo que Yo podría haber creado seres libres sin necesidad de que el mal existiese (al fin y al cabo son todos conceptos por mi inventados de la nada) y que en la mayoría de los casos el mal y el sufrimiento no eran en absoluto necesarios, pero extraer estas conclusiones supondría un ilícito uso de la razón para cuestionar la verdad de mi fe. Hay que estar siempre prevenidos ante los peligros de la razón.
Quien no haya entendido estas explicaciones puede asumir que escapa a su entendimiento por lo que forma parte del Misterio Divino y seguir el camino más fácil, el expuesto en el punto 1; soy bueno por la necesidad de creerlo así. Ante todo, mis feligreses deben evitar contagiarse de las actitudes racionales.
También conviene recordar que yo creé el bien y el mal, las cosas son buenas porque Yo lo dicto así. Soy todopoderoso y si hubiese decidido que matar semejantes es algo bueno y virtuoso lo sería porque soy quien establece los valores absolutos. Por supuesto, puedo cambiar de opinión en cualquier momento y redefinir completamente los valores morales, si mis criaturas tienen libre albedrío imaginaos yo...
Es lo que tiene ser Dios y ser tan bueno y misericordioso.

10 comentarios:

Aryekaix dijo...

¡Dios, qué bueno!
El post, claro... xDDDD
Es increíble lo bien argumentado y claro que resulta su lectura, y a la vez tan irónico.

Anónimo dijo...

Menuda gilipollez, xD. A ver si te dedicas a cosas más interesantes que babear perdiendo el culo detrás de la religión. He perdido 5 minutos valiosos leyendo la bobería esta...

El Creador dijo...

Querido feligrés, arrepiéntete por ofender a tu Dios misericordioso o te vas a enterar de lo que son mis conocidas venganzas.

Pinchito dijo...

Tú ni caso, Dios, que el Anónimo es uno de esos resentidos politeistas e indecisos que nunca saben con qué deidad quedarse.

Yo, que sé que tienes los huevos como Júpiter, te respeto y adoro, y por nada del mundo osaría cabrearte ;-)

albertus dijo...

¡Que no se puede ser bueno, que luego te la pegan!
Tanta misericordia sólo atrae adulación y falsedad a tus espaldas.
Sigue el ejemplo de Zeus, Zaratustra, Osiris, Yavhe, etc... que tenían mala leche con o sin razón.
Por el odio y el temor te amarán.
Salud.

Susana dijo...

por "Dior" que ciega he estado todo este tiempo ...me convierto ya a la Unica y verdadera Fe Oh Señor!!!jajajaja es genial si no lo tenia claro tu me has abierto los ojos vivan los enanitos verdes y las hadas de colores!!!

TORK dijo...

He perdido 5 minutos valiosos leyendo la bobería esta...

1. El tiempo dedicado al Señor NUNCA es tiempo perdido.

2. Tenemos libre albedrío. Si perdiste ese tiempo fue porque quisiste.

3. Señor mío: ¿Tienes buzón de preguntas?

El Creador dijo...

Muchas gracias querido Tork, lo del buzón de preguntas lo estoy mirando.

venenito dijo...

excelente, excelente, era hora de que alguien dijera las cosas claras, lo de si mis criaturas tienen libre albedrio imaginate yo, sencillamente perfecta, es evidente que eres dios, tu capacidad de expresar los conceptos es simplemente genial, no quisiera estar a tu diestra por si cambiaras de opinion, igual estamos ambos en el horno.-

gerardo saavedra dijo...

Hola. no se por que me da, que tu eres un falso Dios, ¿como es que no cobras tu diezmo?....

Difunde Mi Palabra

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...