martes, 2 de septiembre de 2008

Mis elegidos.

El hecho de considerarse elegido por Dios es algo muy frecuente en la historia y ha supuesto siempre la razón última esgrimida cuando se trata de alardear de superioridad en el ser humano. El argumento autojustificante y circular se puede expresar como: soy superior porque he sido elegido por Dios y si he sido elegido es porque soy superior.

- A nivel de especie. Al ser humano le gusta creerse la especie central de la creación.
  • Para los creacionistas lo es desde el primer momento.
  • Para muchos evolucionistas es la culminación del proceso evolutivo, entendido así como un premio a la superioridad.
El sentimiento humano de superioridad consiguió sobreponerse al hecho de no ocupar el centro del Universo.

- A nivel de grupo. Son innumerables los pueblos que se han considerados elegidos por su divinidad a lo largo de la historia. De hecho, es difícil que un pueblo crea un un dios que no le tiene a él un afecto especial. Puede haber de ésta forma dos casos:
  • Que los pueblos se creen un dios a medida de sus necesidades y que, por supuesto, les tenga a ellos como elegidos. En mi caso, fue el pueblo judío quien así lo hizo.
  • Que versionen un dios preexistente de forma que les tenga en especial consideración. Eso ha pasado mucho en la historia y especialmente en los imperios, aplicando el razonamiento de superioridad expuesto al principio. Hoy en día se ve ésto claramente en Estados Unidos, pero en España ocurrió en el pasado y sigue siendo así para los nostálgicos del régimen que se autoproclamó "reserva espiritual de Occidente".
Los pueblos elegidos por su Dios han sido una constante en la historia bélica de la humanidad.

- A nivel individual. Aquel individuo que goza de un desmedido afán de superioridad también acostumbra a autoproclamarse elegido por Dios. El ser mi elegido puede tener algunos usos como:
  • Es un gran antídoto contra los remordimientos de conciencia experimentados en el caso de la persona que vive una vida acomodada y placentera mientras es consciente de la miseria que padecen sus semejantes sin dignarse a hacer nada.
  • Un uso más inquietante que suele hacerse es aquel que se da cuando el sujeto utiliza el argumento como justificación para dominar a su pueblo. Es algo recurrente en la historia de la especie humana.
El concepto de haber sido elegido por Mí es de gran importancia para el sentimiento religioso, resultando muy beneficioso por favorecer su difusión. Ni qué decir tiene que Yo no elijo así como así, abundando los impostores, pero no deja de resultarme un tanto gracioso el asunto del orgullo humano. Otra cosa sería que el carácter pretencioso del éste fuese un paso más allá y le hiciese a alguien creerse el mismo Dios y, por ejemplo, hiciese un blog...

3 comentarios:

Claudia Hernández dijo...

Gran Señor, siempre tu palabra me ilumina!

Danthe dijo...

Ah, ¡Magnifíco post!
Me agrada la ironía de el último comentario.

El Creador dijo...

Muchas gracias estimado feligres.

Difunde Mi Palabra

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...